981 148 105

deporclinica@deporclinica.com

CENTRO DE FISIOTERAPIA Y PODOLOGÍA

may 27

¿Te han diagnosticado de “síndrome del tunel del carpo”?

http://www.deporclinica.com/wp-content/uploads/2013/05/Carpel-Tunnel21-150x150.jpg¿Te han diagnosticado de “síndrome del tunel del carpo”?

Es posible que padezcas o estés desarrollando una neuropatía que afecta a tu nervio mediano (“síndrome del tunel del carpo”) si has comenzado alguno de estos síntomas:

  • “hormigueos” en la punta de los dedos (sobre todo pulgar, indice y medio)
  • sensación de tener la mano hinchada, entumecida, e incluso dormida, con necesidad de sacudirla (sobre todo al despertarse o durante la noche)
  • la piel parece estar “acartonada” al tocarla
  • pérdida de fuerza en las manos
  • sensaciones de calambres y/o quemazón en dedos y mano

Esta es una de las llamadas “enfermedades ocupacionales o laborales” más frecuentes. Afecta en mayor medida a las mujeres (en comparación con los hombres, tienen un tunel carpiano más estrecho y esto facilita que se produzca la irritación del nervio mediano). Es frecuente en personas que trabajan largos períodos de tiempo con el ordenador, en camareros/as, músicos (guitarristas), peluqueras/os, amas de casa, etc.

El diagnóstico suele realizarse con el estudio de los signos y síntomas complementado en muchas ocasiones con la realización de un estudio electromiográfico (aunque esta prueba no es definitiva en ningún caso)

Clasicamente, se atribuye la aparición de este cuadro a los movimientos repetitivos sobre la muñeca, o al mantenimiento de posturas en flexión/extensión de la misma por largos perídos de tiempo (ejemplo: al trabajar con un ordenador, durante el descanso nocturno, etc)

Desde hace ya algún tiempo, sabemos que en estos pacientes se altera la capacidad de deslizamiento longitudinal y sobre todo transversal que tiene el nervio mediano en el tunel del carpo.  Así, cuando la persona realiza movimientos de giro, flexo-extensión de muñeca o de los dedos, prono-supinación del antebrazo, o mantiene la muñeca extendida por largos períodos de tiempo, (escribir en ordenador, trabajo con el “ratón”) el nervio mediano sufre una fricción y/o compresión repetida por parte de las estructuras que lo rodean en el canal carpiano (tendones músculos flexores, grasa, ligamento transversal, etc) al no poder “escaparse” de éstas mediante pequeños movimientos de deslizamiento. Esto favorece la aparición de un edema alrededor y el interior del propio nervio. El edema provoca un aumento de la presión hidrostática en el nervio y a su alrededor, lo que dificulta la normal irrigación del mismo. Esta situación de “hipoxia” (disminución del aporte de oxígeno a través de la cirulación) a la que es muy sensible el tejido nervioso, desencadena la clínica que manifiesta el paciente.

El tratamiento fisioterápico, dirigido a restaurar la movilidad del nervio mediano a lo largo de su trayecto (desde la zona cervical hasta los dedos de la mano), mediante la aplicación de técnicas de fisioterapia manual (articulatorias, miofasciales) y de la movilización del tejido nervioso (neurodinamia) entre otras actuaciones, es, en la mayor parte de los casos, la solución a esta patología.

Los tratamientos quirúrgicos se dirigen a “descomprimir” el canal carpiano, y parece que obtienen buenos resultados a corto plazo, pero no actúan sobre la neuromecánica (capacidad del tejido nervioso de “gestionar” las fuerzas que actúan sobre él durante las actividades de la vida diaria y/o laborales). Es posible que por ello,  los estudios de seguimiento en estos pacientes muestren una alta tasa de recidiva.

Si estás en esta situación, has comenzado a notar alguno de los síntomas expuestos, te has operado o estás pendiente de hacerlo, te recomendamos tengas en cuenta esta información y consultes con tu Fisioterapeuta.

“Tu salud, es nuestra razón de ser”

Fuente: artículo de opinión firmado por Sergio Patiño Núñez